Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

miércoles, 1 de marzo de 2017

Erasmus: Berna, Suiza (18/02/2017 - 21/02/2017)

-----
Enlace a la entrada índice del Erasmus: Erasmus (curso 2016/2017)
-----


Berna fue el primer destino del viaje que hice entre el 18 de febrero y el 27 de febrero. En el momento en que escribo esta entrada, aún no he ido a Múnich, pero voy a irme mañana.

La ruta en Flixbus fue:
Konstanz --> Berna --> Heidelberg --> Estrasburgo --> Konstanz



Foso de los osos

Bueno, sé que a muchas personas no les gusta el tema de que haya animales en cautividad por el mero hecho de ser contemplados o de entretener a la gente. Yo hace muy poco tiempo que he tomado más o menos conciencia de esto, aunque no sé qué pensar, porque supongo que depende del cautiverio en cuestión… De todos modos, intento pensar más sobre si pagar la entrada de un sitio así o no hacerlo (he ido a zoos dos veces en mi vida, pero ya hace tiempo).

En cualquier caso, esta “atracción” de Berna es gratuita (creo), y, además, no pude ver ningún oso, porque por la fecha que fui, estaban hibernando…

Bueno, empezaré por el principio: cuando busqué la lista de cosas que ver en Berna, una de ellas era algo llamado “foso de los osos”, donde al parecer tienen osos en cautividad (no sé en qué condiciones) para que la gente los vea… Esta atracción está, además, muy cerca del Rosengarten (ahora hablaré de este sitio) y del que fue mi alojamiento mientras estuve allí.

De manera que fui a ver osos… Pero no había osos que ver, porque en febrero, se ve que están hibernando.


No obstante, allí al lado había un restaurante canadiense (bueno, lo de que es canadiense no lo sé, pero tenía banderitas de Canadá por todas partes, así que lo supongo), en el cual comí dos veces.



Además, en esa zona había vistas bastante chulas:






Rosengarten

El Jardín de Rosas, o Rosengarten está cerca del foso de los osos y del que fue mi alojamiento, y, como su propio nombre indica, es un jardín, PERO realmente, como jardín, no me impresionó… Lo que le gusta a la gente de este lugar son las vistas. De hecho, en el jardín había alguna gente, pero donde había MUCHA gente era asomada en la parte del mirador. Bueno, y también en el restaurante… Es que era fin de semana.



Centro histórico

El centro histórico de Berna tampoco estaba lejos (lo cierto es que, la parte verdaderamente interesante de Berna, es pequeña), y me resultó muy pintoresco.

Como detalle curioso, me quedo con que los locales tenían una especie de puerta extra que debía dar a un sótano, como en las películas estadounidenses en las que hay un sótano al que se accede desde una puerta exterior inclinada que suele haber en el jardín de la casa… Bueno, pues por la calle principal de Berna había ese tipo de puertas…

Otra cosa pintoresca es que la calle, sin ser peatonal, lo parecía… Por allí podían pasar coches (de hecho, pasaban incluso autobuses), pero no había mucho tráfico, y los peatones iban por cualquier parte. El suelo no estaba asfaltado.

Pues bien, lo más típico de esta zona son las fuentes y la torre del reloj.



También en esta zona, se encuentra el museo de Albert Einstein.


Casa de Einstein

Honestamente, no soy mucho de museos. Es decir, si ya he visto todo lo demás o si hace mal tiempo, pues sí… Pero pudiendo pasear por Berna, no iba a meterme en un museo, lo siento… Sin embargo, como buena consumista golosa y vaga que soy, sí que sacrifiqué un ratito de paseo para tomarme un chocolate en la cafetería colindante a dicho museo, que tiene el mismo nombre.




Catedral de Berna

Bueno, ahora mismo no puedo alabar demasiado la catedral de Berna, pero no porque no sea bonita, sino porque no soy muy monumentera, y, precisamente, la única catedral que me ha encantado en la vida fue la de Estrasburgo, la cual, para colmo, la tengo un poco más reciente.

Pero bueno, siendo justa con Berna, su catedral también es muy bonita:



Alojamiento

El alojamiento de Berna es el que peor relación calidad/precio ha tenido, pero no porque estuviera nada mal, ya que, de hecho, estaba muy bien. Lo que pasa, básicamente, es que fue carísimo… La próxima vez me busco un albergue de mochileros, como hice en Heidelberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario